martes, 26 de noviembre de 2013

Horneados!

    

Antes de preparar tus pasteles hecha un ojito a estos simples consejos, si los tienes en cuenta el resultado sera fabuloso y deleitaras a todos los paladares:



  • Pre-calentar el horno: nunca te olvides de este pequeño detalle, que sin duda es un factor determinante a la hora de la textura del pastel, tarta, galleta, bizcocho, con 20 o 30 min de antelación (al comenzar la preparación), para que así se mantenga la temperatura ideal y uniforme, así no afectara la textura de tu producto.
  • Conoce tu horno: aunque la receta te indique una temperaturas ideal, todos los hornos no son iguales pueden variar en el tiempo o temperatura, por ello te recomendamos que si notas que tus pasteles no tienen las textura deseada, por ejemplo se sale mucha barriga (exceso de calor), quedan crudos por el medio y quemados por fuera (exceso de calor sobre todo arriba), la mezcla sale muy húmeda y compacta, intenta variar la temperatura y consigue la ideal para tus tartas.
  • Evita a toda costa abrir el horno en repetidas oportunidades: es una gran  tentación  abrir el horno para ver la evolución de tu preparación  pero esto causara efecto negativo en el, así que nos aguantamos esta tentación por lo menos en las 3/4 primeras parte de tiempo, mira por la ventanilla del horno y allí lo vas chequeando, cuando ya lo veas consistente y transcurrido casi todo el tiempo puedes verificar si esta totalmente listo, el truco para las tarta es introducirle un palillo limpio en el centro si sale húmedo debemos dejar por mas tiempo la tarta.